miércoles, agosto 08, 2007

Entrevista de LA CLAVE a Jorge Vestrynge

Trasteando por ahí he dado con el blog de Jorge Vestrynge, ex secretario general de Alianza Popular. En él recoge una entrevista que la revista LA CLAVE le hizo en marzo de este año. Jorge Vestrynge conoce bien a los que ahora lideran la tropa mariana. He excogido algunas preguntas y respuestas relacionadas con los temas que suelen tocarse en este blog.

(...)


¿AP no era un partido de derechas?

Sí, pero para mí, AP no tenía que ser de derechas, sino populista, reformista y de centro […]. Cuando vi que AP volvía a la derecha más dura de la mano de Fraga, M. Herrero y compañía, llegué a la conclusión de que yo me iba de allí porque, además, los ricos se defienden solos. Mi evolución es atípica pero estoy muy orgulloso de ella.

(...)

¿Hay un hartazgo por el enfrentamiento sistemático de los dos grandes partidos?
La gente está hasta las narices. Lo que pasa es que la derecha en España es muy agresiva. El PP cumple una misión positiva porque, como Acebes está en el PP, no es necesario inventarse un señor Le Pen en España, ya está en el PP. Y soy injusto con Le Pen, porque Acebes está más a la derecha que Le Pen. En el PP está lo que llamo la banda de los cuatro: Franquito, que es Aznar; la Momia, que es Fraga; el Ayatolá, que es Acebes; y el Tahúr del Mississippi, que es Zaplana.

¿Rajoy es entonces el dirigente del PP más centrado?
La verdad es que no sé qué piensa Rajoy. Pero sé cómo actúa […] Independientemente de eso, lo que yo recuerdo de Rajoy cuando yo estaba en AP es positivo. Era un buen presidente de Pontevedra, fue un buen vicepresidente de Galicia, despreció olímpicamente a Fraga, que odiaba radicalmente a Mariano […]. Pero, para gobernar hay que tener personalidad y Mariano no la ha tenido, porque la impresión que da en la calle es que el discurso que cuenta es el discurso que le dan Acebes y Zaplana, que están todo el día exigiendo. Esto es un guirigay.

¿Fraga sigue teniendo influencia?
Ya no tiene influencia de ningún tipo, pero si le acuso de no haber parado la deriva hacia la extrema derecha de la derecha española. No ha tenido valor de parar la “extremoderechización” del PP. Hay gente que se atreve a decirme: “¿Y tú, por qué cambiaste tanto?” Y yo le digo: “¿Usted me ve a mí bombardeando Iraq, o diciendo que hay que meterle doce años de cárcel a un tío por escribir dos artículos, o que hay que aplicar la ley antiterrorista a cuatro gamberros por haber arrancando las flores de un señor, pobrecito, muerto en un atentado?” ¿Es que nos estamos volviendo locos?

(...)

Como observador político, ¿qué ha hecho mal Zapatero en el proceso de paz?
Yo creo que Zapatero ha ido de buena fe pero se ha dejado dictar la política por la derecha. Si quiere acabar con el terrorismo en España, tiene que negociar con ETA. Punto. Si no, no se reúna usted con ella. ¿Por qué la bomba de Barajas? Porque el Gobierno, presionado por el PP, estaba empeñado en que no había que negociar. O se negocia o no se negocia, pero si se negocia, se negocia.

¿Debe seguir intentándolo?
Pues claro. Cómo no va a seguir intentándolo si esto es un cáncer de este país que hay que resolver. ¿Y cómo? Negociando.

Pero, ¿negociando qué?, ¿la independencia, la anexión de Navarra, un nuevo marco político para Euskadi que incluya el País Vasco francés, que es lo que piden?
Por pedir que pidan. Por lo pronto hay cosas que deberíamos ir pensando que algún día habrá que darla, que es el derecho de autodeterminación. El derecho a divorciarte no implica que te vayas a divorciar. En Québec hubo referénda y los separatistas los han perdido. Pero mientras que no se dé el derecho de autodeterminación, ETA siempre dirá que Madrid tiene miedo a que el País Vasco vote independencia y que, por lo tanto, todos los vascos son independistas. Ya veremos si lo son…

(...)

¿Se llegará a esclarecer la trama del 11-M?
La policía hace su trabajo, y punto. No es ETA.

¿Qué piensa de quienes alimentan la teoría de la conspiración?
Les conozco bien. Yo fui secretario general de ellos. Y no han cambiado. Siempre partían del principio de que el capataz de la finca, o sea, el “sociata”, el “robaperas”, como les llamaba Fraga, se había quedado con la finca usurpando su legítima propiedad, porque esto era una finca de la derecha española. Jamás perdonarán haber perdido unas elecciones que creían ganadas. Creen que el PSOE manipuló el asunto del terrorismo para invertir el sentido del voto. Pero no va por ahí el tema. La gente tenía la sensación de que les estaban tomando por gilipollas. Porque pillaron al señor Acebes mintiendo.

¿Y los medios de comunicación y el papel que están jugando en esto?
Los medios de comunicación en España dicen lo que su dueño quiere. Natural.

(...)

El mundo de la justicia también anda bastante revuelto…
El problema de la justicia es que no ha sido depurada después de la muerte de Franco, y, de los tres poderes, es el más franquista que ha quedado y se comporta como tal.

(...)

2 comentarios:

J. G Centeno dijo...

Independientemente del contenido de la entrevista, en la que dice algunas de verdades de libro, como por ejemplo en lo que se refiere a la negociación con ETA, es curiosa la campaña de desprestigio, que continuamente se lanza contra este señor, que no sé dónde se mueve políticamente ahora, por su pasado, no sólo el más reciente en AP, sino el anterior, en el que, dicen, que estuvo ligado a grupos de extrema derecha. Da la sensación de que se toma como lógica una evolución hacia la derecha, como puede ser Piqué, Celia Villalobos o Pilar del Castillo, que estuvieron en el entorno del PCE, o incluso a la extrema derecha fascista como Federico Jiménez Losantos, gabriel Albiac o Pío Moa, y por otra parte se denosta a un individuo como Verstrynge que ha ido virando hacia posturas abiertamente progresistas, yo por mi parte le doy la bienvenida, como a tantos que evolucionaron desde el falangismo, y siempre recordaremos al gran Dionisio Ridruejo o al profesor Aranguren.

Felipe dijo...

A Jorge Vestrynge parece que le sucede lo mismo que a mí, cuanto más años tengo, más de izquierdas soy. Eso sí, en mi caso siempre lo fuí.

Saludos.